“Not all those who wander are lost” decía Tolkien (“No todos los que deambulan están perdidos”).

Música original: Willy Sánchez de Cos.