Amnistía Internacional basa su actuación en la «Declaración Universal de los Derechos Humanos».

Partitura (con texto): «El Grito»

«Gitaba en silencio,

negando cuanto pasaba a su alrededor.

Gritaba en silencio,

hasta quedar sordo.

Gritaba en silencio,

negando a todos a su alrededor.

Gritaba en silencio,

hasta perder la voz.»